Los 9 puntos que debe tener en cuenta A través de este Test de 9 puntos, usted podrá determinar si necesita o no una "Estructura empresarial tipo Holding", ya que la mayoría de empresarios que tienen acciones o participaciones en varias empresas, y en la mayoría administradores o gerentes, y son estas dos premisas las principales para determinar si puede acometer esta estructura empresarial con las máximas ventajas fiscales y jurídicas. Si responde positivamente a estos 9 puntos, necesita una estructura "Holding" y fíjense bien que no decimos puede, si no, necesita, ya que la ventajas jurídicas y fiscales que confiere la legislación actual a este tipo de organizaciones hacen que tengan una ventaja competitiva frente a las demás estructuras (tipo peine, u horizontales). Proteger los bienes ante cualquier imprevisto empresarial, proteger al empresario frente a terceros, evitar gastos por duplicidad de tareas, sincronizar en una mercantil la gerencia y administración de todas las sociedades del grupo, facilitar el protocolo de sucesión familiar en la empresa, delimitar responsabilidades y riesgos, poder financiar empresas del grupo sin vincularlas con prestamos, dejar de tributar por los dividendos recibidos, estar exento de los posibles beneficios por venta de participaciones o empresas que posee, facilitar la exención de todas sus empresas en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, e Impuesto sobre el Patrimonio.  Y sobre todo poder reorganizarse y pasar a este tipo de Estructuras Holding sin coste fiscal es lo que hace atractivo acometer esta reestructuración, ya que la legislación actual hace posible esta exención por diferimiento en la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Muchas ventajas para no aprovecharlas,… Si después de realizar el siguiente Test quiere que le expliquemos con detalle las ventajas y el procedimiento, no dude en concertar una cita con nuestros profesionales. [sc name="firma_antonio"]...

Aunque al hablar de holding empresarial podamos pensar en grandes compañías, cada vez son más las pequeñas y medianas empresas que incorporan este tipo de estructura. Y es que hay ventajas mercantiles y fiscales, siempre que se cumplan una serie de requisitos. Una estructura de holding empresarial es aquella en la que una sociedad dominante, denominada también matriz, posee la totalidad (o al menos, la mayoría) de participaciones de otras entidades dependientes o filiales. Se trata de una estructura con beneficios desde distintos puntos de vista (fiscales, mercantiles y de organización), razones por las que es el sistema más popular utilizado en los grupos empresariales. En efecto, no solo las grandes multinacionales se estructuran a través de holdings, sino que cada vez más, pequeñas y medianas empresas de toda índole y volumen también lo hacen. Los motivos son múltiples, a saber: 1.-Mercantilmente: El holding es el medio adecuado para ordenar las diferentes áreas de negocio. Se crea una sociedad para cada actividad económica prestada, siendo la cabecera la que toma las decisiones en cada una de ellas, agilizando la gestión societaria. Asimismo, en caso de recibir ofertas de venta, existe la posibilidad de transmitir esa determinada rama de actividad a través de una simple operación de compra-venta de participaciones. Igualmente, si se recibe la oferta de un inversor (industrial o financiero) interesado únicamente en esa rama de negocio, la entrada de éste en dicho negocio es relativamente sencilla (i. e. ampliando capital), y su participación se limita a dicha entidad (conservando los porcentajes de participación en el resto de entidades). 2.-En términos tributarios. Las ventajas fiscales de un holding son significativas y aplican a diferentes impuestos, siempre que se cumplan los requisitos exigidos en cada uno de ellos: Se evita la doble imposición en el Impuesto sobre Sociedades (art. 21 nueva LIS): ni la distribución del beneficio de las sociedades filiales a la matriz, ni la venta de las participaciones que la matriz ostenta sobre las filiales genera renta gravable en la primera, por aplicación de la exención prevista para evitar la doble imposición; y ello, con independencia de que la filial se encuentre en domiciliada en territorio nacional o en el extranjero; Posibilidad de optar por tributar a través del régimen de grupo de consolidación en el IS (art. 55 y ss LIS): mediante la aplicación de este régimen, el contribuyente es el grupo como unidad, y el responsable del pago de la deuda tributaria es la sociedad dominante; asimismo, este régimen permite la compensación de los beneficios generados en unas sociedades con las eventuales pérdidas que se produzcan en otras. Reducciones en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (art. 20 LISD): en caso de sucesión mortis causa, y cumpliéndose los requisitos establecidos al efecto, la incorporación del...