La Ley de Impuesto de Sucesiones y Donaciones (Ley 29/1987) recoge en su art 20.2.c) que, cuando una persona fallece sin descendientes,  pueden heredar sobrinos y disfrutar de la reducción por transmisión de empresa familiar. No obstante, deben cumplirse ciertos requisitos.Si se fallece sin descendientes y se transmiten participaciones a sus sobrinos (o a colaterales de hasta tercer grado), éstos pueden disfrutar en el Impuesto sobre Sucesiones de una reducción del 95% del valor de dichas participaciones.En algunas regiones puede llegar al 99%. Este es el caso de Murcia, que está regulada en detrimento de la normativa estatal una reducción en la base imponible del impuesto del 99% (Post relacionado "¿Puedo heredar una empresa sin coste fiscal"?.) Legislación nacional y autonómica Según la norma estatal, esto sólo es posible si el causahabiente no tiene descendientes. Si los tiene, sólo ellos y el cónyuge pueden disfrutar de la reducción (normativa estatal).Aunque en la Región de Murcia simplemente se recoge en el DL 1/2010  en materia de tributos cedidos. En su artículo 4 establece que pueden optar a esta reducción los sobrinos, aunque el fallecido tenga descendientes.La reducción estatal y la autonómica (en Murcia,  para las demás reducciones autonómicas se debería acudir a la legislación autonómica en tal sentido), exigen que para aplicar este incentivo algún miembro de la familia (el fallecido, o su cónyuge, ascendientes, descendientes o parientes colaterales de hasta segundo grado) ejerza funciones de dirección en la empresa y perciba por ello una retribución de más del 50% del total de sus rentas del trabajo y económicas, ya que remiten siempre a la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio en su artículo 4.Ocho.Dos.c. Conclusión En definitiva, aunque los sobrinos pueden aplicar la reducción, debe haber otra persona con un parentesco más cercano al causante (de primer y/o segundo grado) que ejerza las funciones de dirección.Si quienes ejercen funciones directivas son los propios sobrinos que reciben las participaciones, la reducción del 95% o 99% no será aplicable. Así lo manifiesta la sentencia del TEAC 16-10-2018. Y la Sentencia del Tribunal Supremo de 16 de octubre de 2018.Serviría que un hermano del fallecido, hijo, o cónyuge, ejerciera las funciones de dirección y gestión en la mercantil a heredar para que los sobrinos puedan heredar participaciones con la exención o reducción prevista en la Ley.Antonio Pérez Coord. Dto. Tributario, Asesor Fiscal Grandes Patrimonios en Carrillo Asesores  968 24 22 58 Murcia – Madrid – Valencia– Yecla - Fuente Álamo – Lorca – Molina de Segura - Las Torres de Cotillas - ArgeliaConsulte con nosotros, podemos solucionar sus problemas. Con este blog queremos ayudar al empresario y administrador a conocer mejor el marco legal y fiscal donde hace negocios. Las publicaciones y comentarios que aquí se reflejan son de carácter general...

Los no residentes comunitarios (personas físicas no residentes en la UE) podrán liquidar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en la CCAA conforme las reglas establecidas para residentes en España, y no por la normativa estatal.Como informamos en anteriores post, existía una desigualdad palpable entre la fiscalidad aplicada a los residentes en la UE y los extracomunitarios: mientras que estos últimos tenían el deber de liquidar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en España por obligación real, sometiéndose a la normativa estatal en cuanto a liquidación del impuesto, los residentes en la UE tenían que hacerlo por la normativa autonómica en función de los puntos de conexión definidos en la disposición adicional segunda de la Ley de Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones (LISD), por la adecuación de la normativa del Impuesto a lo dispuesto en la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 3 de septiembre de 2014 (asunto C-127/12)Dicha disposición adicional, como su propio nombre indica, fue dictada para adecuar la normativa del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones a lo dispuesto en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea –TJUE– de 3 de septiembre de 2014, relativa a la conformidad con el derecho comunitario de la Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones español en lo referente a las operaciones sujetas al impuesto en que intervenían no residentes, ya que tenían un tratamiento diferente a aquellas en las que intervenían residentes exclusivamente, pues mientras en estas los sujetos pasivos del impuesto podían optar por la aplicación de la normativa propia aprobada por las Comunidades Autónomas –y, en consecuencia, disfrutar de los beneficios fiscales aprobados por la Comunidad Autónoma competente–, los no residentes sólo podían aplicar la normativa general contenida en la Ley 29/1987. Pues en este caso, el TJUE falló en contra de España,  al permitir que se establecieran diferencias en el trato fiscal de las donaciones y las sucesiones entre los causahabientes y los donatarios residentes y no residentes en España, entre los causantes residentes y no residentes en España y entre las donaciones y las disposiciones similares de bienes inmuebles situados en territorio español y fuera de éste.Posteriormente, el Tribunal Supremo ha dictado, entre otras, las sentencias 242/2018, de 19 de febrero de 2018, 488/2018, de 21 de marzo de 2018, y 492/2018, de 22 de marzo de 2018, sobre responsabilidad patrimonial del Estado legislador, derivada de la aplicación de la normativa estatal del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, contraria al Derecho de la Unión Europea, según sentencia del TJUE de 3 de septiembre de 2014. En estas sentencias, procedentes de recursos interpuestos por ciudadanos residentes en países terceros no pertenecientes a la UE ni al EEE, el Tribunal Supremo ha determinado...

Si usted es residente en el extranjero (no comunitario) y le han liquidado el Impuesto sobre Sucesiones o Donaciones con la liquidación Estatal, puede reclamar que se le aplique la legislación autonómica que le compete si le es más favorable. Como bien es sabido, el impuesto sobre Sucesiones y Donaciones es un tributo cedido a las Comunidades Autónomas, si bien es cierto hay un régimen estatal que en ciertas ocasiones se aplica y no es competencia de las CCAA recaudar dicho tributo sino al Estado Español.Al ser un tributo cedido en su mayoría muchas Comunidades Autónomas, en uso de sus competencias normativas, han introducido beneficios fiscales que reducen el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y por ende la tributación es menor que aplicando la legislación estatal. Por ello, a partir de 2015, estos beneficios fiscales autonómicos  resultaban aplicables a los ciudadanos de la Unión Europea en caso de estar afectos a una Sucesión o Donación como Sucesor o Donatario. Ahora bien tras ser claro el  Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en 2014 para que se aplicara la normativa autonómica en materia de ISD, tanto a los ciudadanos españoles, como ciudadanos comunitarios, así como extranjeros no residentes en la UE, España siguió sin reconocer este beneficio fiscal a los ciudadanos extranjeros y no comunitarios.Pues el Tribunal Supremo en varias sentencias, y entre ellas, la Sentencia nº 242/2018, de 19/2/2018 ha rechazado la discriminación de extracomunitarios en materia de Sucesiones y Donaciones, así también la Sentencia Nº 492/2018 del 22/3/2018 y la Nº 488/2018 del 21/3/2018.Pues siendo firme el Tribunal Supremo en esta materia, personas que hayan pagado un elevado Impuesto Sucesiones y Donaciones por alguna herencia o donación como residentes en países extracomunitarios, puedan solicitar y reclamar la devolución de lo pagado en exceso por diferencia con la legislación autonómica aplicable. (Siempre que no haya prescrito el derecho, por el transcurso de más de 4 años).Y ahora más que nunca, ya que el legislador se verá obligado a cambiar la normativa antes o después. En resumen, podemos manifestar que aquellos contribuyentes que hayan liquidado el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones sin poder aplicar los beneficios fiscales establecidos por la normativa de la Comunidad Autónoma que le corresponda, por  ser usted un Ciudadano no Comunitario (UE), tiene la posibilidad de solicitar una devolución de ingresos indebidos sobre la base de la reciente doctrina del Tribunal Supremo, siempre y cuando este derecho no haya prescrito, (si no han trascurrido más de cuatro años desde la finalización del plazo para presentar la autoliquidación del Impuesto).[sc name="firma_antonio"]...