El pasado 7 de diciembre, un día después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, entró en vigor la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales  (LOPDGDD), que adapta nuestra legislación a las exigencias del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y tiene como objetivo la mejora de la privacidad de los titulares de datos personales en el entorno virtual.La nueva LOPDGDD incluye algunas novedades respecto del RGPD y regula materias que el RGPD no había detallado o donde dejaba libertad a los Estados para decidir, entre las que destacan las siguientes: Datos de personas fallecidasLa nueva normativa establece que las personas vinculadas al fallecido, por razones familiares o de hecho, o sus herederos pueden ejercitar los derechos que la normativa reconoce al fallecido. Edad mínima para prestar el consentimientoLa LOPDGDD mantiene la edad mínima de catorce años para prestar el consentimiento por parte del menor para el tratamiento de sus datos personales.El tratamiento de los datos de los menores de catorce años fundado en el consentimiento solo será lícito si consta el del padre o tutor.                                                                                                                                                                          Consentimiento expreso y afirmativoEl consentimiento se considera una de las bases legítimas exigidas para poder llevar a cabo el tratamiento de datos personales. Además, el consentimiento no solo debe existir sino que debe consistir en una clara acción afirmativa, lo que supone la invalidez del consentimiento tácito o por omisión. La LOPDGDD permite un único consentimiento para el tratamiento de sus datos para una pluralidad de finalidades siempre y cuando conste de manera específica e inequívoca que dicho consentimiento se otorga para todas ellas. Categorías especiales de datosEl consentimiento del interesado para el tratamiento de sus datos  no será suficiente para realizar un tratamiento cuya finalidad sea identificar o conocer la ideología, afiliación sindical, religión, orientación sexual, creencias u origen étnico o racial del interesado, con el objetivo de evitar situaciones discriminatorias.  Principio de transparencia y deber de informaciónSupone el derecho de los afectados a ser informados acerca del tratamiento y permite la denominada “información por capas”, consistente en facilitar al interesado información básica acerca del tratamiento e indicar un medio o una dirección donde pueda solicitarse, de...

El pasado 21 de noviembre se aprobó la Ley Orgánica de Protección de Datos y Derechos Digitales (LOPD), que adapta nuestra legislación a las exigencias del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y tiene como objetivo la mejora de la privacidad de los titulares de datos personales en el entorno virtual.La nueva LOPD incluye algunas novedades respecto del RGPD y regula materias que el RGPD no había detallado o donde dejaba libertad a los Estados para decidir, entre las que destacan las siguientes: Datos de personas fallecidasLa nueva normativa establece que las personas vinculadas al fallecido, por razones familiares o de hecho, o sus herederos pueden ejercitar los derechos que la normativa reconoce al fallecido. Edad mínima para prestar el consentimientoLa LOPD mantiene la edad mínima de catorce años para prestar el consentimiento por parte del menor para el tratamiento de sus datos personales.El tratamiento de los datos de los menores de catorce años fundado en el consentimiento solo será lícito si consta el del padre o tutor.                                                                                                                                                                          Consentimiento expreso y afirmativoEl consentimiento se considera una de las bases legítimas exigidas para poder llevar a cabo el tratamiento de datos personales. Además, el consentimiento no solo debe existir sino que debe consistir en una clara acción afirmativa, lo que supone la invalidez del consentimiento tácito o por omisión. La LOPD permite un único consentimiento para el tratamiento de sus datos para una pluralidad de finalidades siempre y cuando conste de manera específica e inequívoca que dicho consentimiento se otorga para todas ellas. Categorías especiales de datosEl consentimiento del interesado para el tratamiento de sus datos  no será suficiente para realizar un tratamiento cuya finalidad sea identificar o conocer la ideología, afiliación sindical, religión, orientación sexual, creencias u origen étnico o racial del interesado, con el objetivo de evitar situaciones discriminatorias.  Principio de transparencia y deber de informaciónSupone el derecho de los afectados a ser informados acerca del tratamiento y permite la denominada “información por capas”, consistente en facilitar al interesado información básica acerca del tratamiento e indicar un medio o una dirección donde pueda solicitarse, de forma sencilla, más información detallada sobre dicho tratamiento.  Contratos de acceso a datos (o de Encargado de Tratamiento)Los contratos de encargado de tratamiento...

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) ha supuesto un antes y un después en la protección de datos de carácter personal. Esta catarsis normativa ha producido que cada uno de los Estados haya tenido que realizar ajustes en su ordenamiento jurídico para poder dar cumplimiento a la norma europea.En el caso español, actualmente se encuentra en estado de tramitación un nueva Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) que vendrá a ocupar el lugar del cuerpo normativo anterior y reforzará la seguridad jurídica y transparencia existente. De este modo, desde Carrillo Asesores queremos explicarte el funcionamiento de esta nueva LOPD para que estés preparado y que tú organización no se quede en fuera de juego. ¿Qué novedades encontraremos en la nueva LOPD? La nueva LOPD si bien trae algunas novedades respecto del RGPD, lo que sobre todo hace es fijar el marco normativo aplicable en España de forma clara y concisa, resolviendo cuestiones que el RGPD no había establecido de forma detallada.Una de las cuestiones que clarifica la nueva LOPD es la regulación de los datos referidos a las personas fallecidas. La nueva normativa establece que se permite que las personas vinculadas al fallecido puedan ejercitar los derechos que la normativa reconoce a este último. Asimismo, la nueva LOPD mantiene la edad mínima para prestar el consentimiento por parte del interesado que establecía la norma anterior, es decir, catorce años. Este es un elemento que debe ser tenido muy en cuenta por parte de las empresas que hacen tratamientos de datos de carácter personal.La nueva LOPD regula a su vez el principio de transparencia y el deber de información, puesto que es necesario que la normativa europea sea adaptada correctamente a las necesidades de nuestro Ordenamiento. Por tanto, debes tener en cuenta esta nueva normativa a la hora de relacionarte con tus clientes, proveedores y otros contactos que tenga en su empresa.En este sentido y en la misma línea del párrafo anterior, la nueva LOPD establece disposiciones aplicables a tratamientos de datos concretos, tales como: Tratamiento de datos de contacto, de empresarios individuales y de profesionales liberales, sistemas de información crediticia, tratamientos relacionados con operaciones mercantiles, videovigilancia, sistemas de exclusión publicitaria y sistemas de información de denuncias internas, entre otros. Por tanto, si su empresa trabaja en alguna de estas industrias, es necesario que preste una atención especial a la nueva normativa de protección de datos.Finalmente y como gran novedad de la nueva LOPD se encuentra un elenco de derechos del individuo que aparecen en el Título X de esta Ley acomete la tarea de reconocer y garantizar un elenco de derechos digitales de los ciudadanos en el marco de Internet y la neutralidad en la Red, reconociendo derechos de acceso universal...