Este año estamos viviendo una campaña con mucha incertidumbre en algunos sectores de la agricultura. Por este motivo, es previsible una escalada de la litigiosidad en los contratos de compraventa de productos agrícolas por cuestiones tales como el precio del género, su calidad, el cumplimiento de las fechas de recogida, etc.En este tipo de litigios suelen discutirse elevadas cantidades económicas. Debido a ello, el desenlace de los mismos puede suponer la diferencia entre salvar los muebles o tener que cerrar una empresa.Por este motivo, es importante que, tan pronto como tengamos la sospecha de que una disputa con un cliente o un proveedor puede acabar en un pleito, actuemos de manera proactiva de cara a defender nuestros intereses.Con ello, aumentaremos las posibilidades de alcanzar un acuerdo satisfactorio con la otra parte sin necesidad de llegar a juicio. Además, nos garantizaremos una mayor probabilidad de éxito en caso de acabar en un procedimiento judicial o arbitral. Prepárate ante una posible disputa sobre compraventa de productos agrícolas A continuación, os damos una serie de consejos acerca de cómo prepararse legalmente para este tipo de controversias: Déjalo todo bien documentado Una práctica habitual en la compraventa de productos agrícolas es llevar a cabo operaciones con un mero compromiso verbal.Ello da lugar a discrepancias interpretativas tan pronto como se produce alguna circunstancia imprevista (bajadas del precio de la fruta, una plaga, un pedrisco…). Por eso, en el sector, suele distinguirse entre el “trato” y el “contrato” plasmado por escrito, cuyos términos muchas veces no coinciden.Esta falta de rigor, igualmente predicable del resto de documentos que se utilizan para reflejar la ejecución de la relación contractual (facturas, albaranes, partes de corte…), puede dificultar la defensa de la parte que necesite acreditar los términos de la misma o el cumplimiento de sus obligaciones ante un eventual conflicto, colocándola en la tesitura de aceptar un acuerdo perjudicial para sus intereses o enfrentarse a un procedimiento de alto riesgo.Por este motivo, es esencial que, en el momento que cerremos un acuerdo, nos aseguremos de que los términos pactados queden plasmados por escrito. Además, debemos instruir a nuestro personal comercial, administrativo y de campo para que la documentación que se genere durante la ejecución del contrato sea correctamente cumplimentada y registrada. Solicita asesoramiento legal desde el primer momento Otro error habitual en este tipo de litigios es esperar a la ruptura de las negociaciones con la otra parte e,  incluso, a recibir una demanda judicial, para recabar el oportuno asesoramiento legal.Lo ideal sería contar con el consejo de un abogado cuando nos planteemos celebrar una compraventa de productos agrícolas. Desafortunadamente, no siempre es así.Ahora bien, lo que resulta una auténtica temeridad es que, ante una discusión o conflicto con un proveedor o cliente que tenga...

El pasado 19 de marzo de 2019 se publicó en el Boletín Oficial de la Unión Europea el Reglamento de la UE Nº 2019/428, de 12 de julio de 2018, que modifica el Reglamento de la UE nº 543/2011, relativo a las normas de comercialización en el sector de las frutas y hortalizas.El Reglamento de 2011 permite la venta de paquetes con mezclas de frutas y hortalizas de diferentes especies de un peso neto de hasta 5 Kg. Ello, con la reserva de que los productos sean de la misma calidad, que el etiquetado sea apropiado y que la mezcla de productos no cree confusión para el consumidor.El propósito de la norma general de comercialización es definir los requisitos de calidad que deben cumplir las frutas y hortalizas tras su envasado. Además, establecer el marcado con datos como: nombre y dirección física y, si es diferente del país de origen,  el país del empaquetador y/o expedidor.Por cada especie de productos el Reglamento recoge las exigencias mínimas en materia de:Calidad: Sin alteración, que los haría no aptos para el consumo. Madurez Marcado Clasificación (categoría de cada producto) Calibración Homogeneidad Envasado: Los productos deben embalarse de manera que estén debidamente protegidos. Origen: Nombre completo del país de origen. Niveles de tolerancia en cuanto a la presencia en cada lote de productos  que no cumplen con los requisitos mínimos de calidad (10%) y/o de degradación (2%).Cambios en el Reglamento de la UE Nº 543/2011 Las modificaciones introducidas por el nuevo Reglamento de la UE Nº 2019/428 se refieren al artículo 7 del anterior, sobre mezclas de frutas y hortalizas de diferentes especies.Las nuevas disposiciones tienen en cuenta las modificaciones a las normas de la CEE/ONU para manzanas, cítricos, kiwis, achicoria rizada y lechuga escarola, melocotones y nectarinas, peras, frambuesas, pimientos dulces, uva de mesa y tomates.Específicamente, el Código del País/Zona ISO 3166 (alfa) ahora debe asociarse con el Código de Identificación del Empaquetador / Expedidor cuando la dirección física de uno de ellos se encuentre en un país distinto al país de origen de los productos. Entrada en vigor Las modificaciones introducidas por el reglamento de la UE nº 2019/428 entraron en vigor el pasado 20 de marzo de 2019.No obstante, las disposiciones transitorias son aplicables hasta el 31 de diciembre de 2019. Tal es el caso del código de identificación del empaquetador o del expedidor, emitido o reconocido por un servicio oficial, que no incluye el Código de País/Zona Iso 3166 (alfa) que puede seguir siendo utilizado en los paquetes hasta esa fecha.Si tienes alguna duda sobre la aplicación de este nuevo reglamento, en Carrillo Asesores estaremos encantados de ayudarte.[sc name="firma_alain"]    ...

Pueden solicitar la devolución de de parte de la cuota satisfecha en concepto de Impuesto de Hidrocarburos, aquellas empresas, agricultores y profesionales de la ganadería que durante el año anterior a la solicitud, es decir, 2016, hayan utilizado gasóleo bonificado en el ejercicio de su actividad agrícola, ...