El título de este post, no es si no, una metáfora de como enfrentarnos económicamente y fiscalmente a esta pandemia. Una estructura holding frente al coronavirus puede darnos algunas ventajas. Aunque donde realmente se tiene que luchar es desde el civismo. Por supuesto también con la ayuda sanitaria que actualmente el Gobierno y Sanidad están poniendo en marcha.Ahora bien, dentro del ámbito empresarial estamos viendo como ante esta crisis, los empresarios ven mermados sus beneficios, caída de las ventas, ERTES de trabajadores, cancelación de pedidos… Holding frente al coronavirus Pues quisiéramos arrojar un poco de luz. Solo algunas pinceladas para ver las ventajas de tener una organización empresarial Holding frente a no tenerla (tener una estructura peine).Esquemáticamente lo vamos a poner como problema actual / solución con Estructura Holding. Siempre suponiendo que tenemos un conjunto de empresas. Estructura Tradicional “Problemas derivados del Coronavirus”Estructura Holding  “mitigación del problema Coronavirus”Problema de liquidez En algunas empresas (empresas cerradas por decreto gubernamental, o debido al cierre por no tener pedidos/contratas)Con la estructura Holding, podemos financiar a las empresas que necesitan liquidez con la tesorería o liquidez que tienen nuestras empresas que no se están viendo tan afectadas por la crisis del COVID-19. Todo ello, interactuando con nuestra “Matriz o Holding”, distribuyendo dividendos de estas empresas e inyectando liquidez, mediante ampliaciones de capital en las empresas que lo necesiten. Todo ello exento de tributación, regulado en el art. 21 de la LIS.Problemas con los ERTE´s. Si tienes empresas con distintas actividades quizás no puedas articular un ERTE por fuerza mayor art. 22 RD 8/2020 o RD 7/2020. Debido a que conjuga en la misma empresa varias actividades y por lo tanto ve mermado su campo de actuación. (ejemplo: Una misma empresa que tiene la actividad de Com.Menor y servicios y/o fabricación. Con ello quizás tengamos que acudir al ERTE por causas productivas ETOP, con menos beneficios sociales. (recordemos que aquí los seguros sociales del personal destinado al ERTE los paga la empresa).Con la estructura Holding, podrías tener separadas en distintas empresas las distintas actividades. Con ello te podrías aprovechar de realizar un ERTE por causas de fuerza mayor, art. 22 RD 8/2020 o RD 7/2020. Y otras empresas acceder al ERTE por causas organizativas, causas ETOP art. 23 RD 8/2020. Con ello conseguimos reducir el coste empresarial al beneficiarnos en algunas empresas de los ERTE´s por fuerza mayor (los seguros sociales de los trabajadores destinados al ERTE de fuerza mayor los paga la Seg.Social).Financiación Bancaria y gubernamental Debido a la crisis provocada por el COVID-19 algunas empresas necesitan financiación extra para cubrir estos meses de confinamiento. Por eso el ejecutivo está sacando líneas de financiación, pero solo para ciertas empresas como primera medida. Por lo que, si nuestra empresa tiene un...

Sin duda, estamos viviendo una situación de crisis mundial sanitaria generada por el coronavirus COVID-19. Esta mantiene a toda España en estado de alarma tras el Real Decreto 463/2020 recientemente prorrogado hasta el 11 de abril y modificado por el Real Decreto 465/2020. Como consecuencia de la misma se producen situaciones a las cuáles queremos dar solución desde nuestro despacho. Una de ellas es el poder recíproco y solidario. Te lo explicamos a continuación. Poder recíproco y solidario Un órgano de gestión mancomunado es en el que dos o más personas ejercen la administración de la sociedad de forma conjunta. Tienes que tener en cuenta que si este es el caso de tu sociedad, se puede dar una situación de paralización de la gestión y administración de la sociedad en caso de que alguno de los administradores se vea afectado por el coronavirus COVID-19. Esto no haría sino complicar aún más la gestión de la empresa en estos momentos.Es por ello que hoy hablamos del poder recíproco y solidario. Desde Carrillo Asesores te aconsejamos otorgar  poderes solidarios y recíprocos a favor de cada uno de los administradores de forma individual. De esta manera no será necesaria la firma de todos y cada uno de los administradores para llevar a cabo las actividades de gestión diaria y cotidiana de la empresa. Podrán llevarse a cabo de forma individual por cada uno de ellos.Estos poderes pueden ser tan amplios como se desee. Pueden limitar también la cuantía de las operaciones a realizar en virtud del poder. Pinchando aquí puedes descargar un borrador de poder recíproco y solidario muy amplio. También puedes limitar las facultades contenidas en el mismo a las que desees otorgar.En Carrillo Asesores podemos ayudarte con este trámite y otros relativos a tu sociedad. Contacta con nosotros sin compromiso.[sc name="firma_soraya"]...

El concepto de “Motivo Económico Válido” definido en la LIS, art. 89.2 no es asunto baladí. Por lo tanto, este concepto cobra vital importancia ante una operación de reestructuración empresarial.Normalmente este tipo de operaciones (las de reorganización empresarial bajo una estructura piramidal) se suelen realizar mediante Canje de Valores o aportación no dineraria especial (o combinando fusión y/o escisiones, ya más complejo), por lo que se configuran este tipo de operaciones como las dos operaciones más utilizadas para crear una estructura Holding, ambas operaciones están definidas en el Titulo VII, Capitulo VII, de la LIS. Este tipo de reorganizaciones se llevan a cabo cuando ya coexisten empresas y se organizan en una estructura peine, y el empresario o socio al ver limitadas sus acciones fiscales y/o jurídicas, quiere pasar a una estructura Holding, debido a la gran ventaja en materia jurídico y fiscal. Puedes encontrar más información sobre holdings en nuestro blog. ¿Qué dice la LIS sobre la estructura Holding?  El art. 86.2 de la LIS, manifiesta textualmente:No se aplicará el régimen establecido en el presente capítulo cuando la operación realizada tenga como principal objetivo el fraude o la evasión fiscal. En particular, el régimen no se aplicará cuando la operación no se efectúe por motivos económicos válidos, tales como la reestructuración o la racionalización de las actividades de las entidades que participan en la operación, sino con la mera finalidad de conseguir una ventaja fiscal.Las actuaciones de comprobación de la Administración Tributaria que determinen la inaplicación total o parcial del régimen fiscal especial por aplicación de lo dispuesto en el párrafo anterior, eliminarán exclusivamente los efectos de la ventaja fiscal.Este precepto recoge de forma expresa la razón de ser del régimen especial de las operaciones de:Fusión Escisión Aportación de activos Canje de valoresEl concepto de "Motivo Económico válido", justifica que a las mismas les sea aplicable dicho régimen de diferimiento fiscal, por lo que se le aplicaría a este régimen fiscal especial esta neutralidad tributaria, y se aplica en lugar del régimen general establecido para esas operaciones en el artículo 17 del LIS.El fundamento del régimen especial reside en que la fiscalidad no debe ser un freno ni un estímulo en la toma de decisiones de las empresas sobre operaciones de reorganización, cuando la causa que impulsa su realización se sustenta en motivos económicos válidos.Por el contrario, cuando la causa que motiva la realización de dichas operaciones es meramente fiscal, esto es, su finalidad es conseguir una ventaja fiscal al margen de cualquier razón económica diferente, no es de aplicación el régimen especial. Se necesita un motivo económico válido para realizar una estructura Holding Luego la conclusión es evidente, se necesita un motivo económico válido para realizar esta operación y no...

En este post vamos a abarcar un tema muy relevante en nuestro mundo empresarial. Especialmente para aquellas mercantiles que realizan transacciones intra-grupo. Y es que cada vez es más frecuente ver como entre dos sociedades vinculadas se llevan a cabo diferentes tipos de operaciones. Estas pueden ser una prestación de servicios, la compraventa de inmuebles o la simple transmisión de bienes o derechos. Desarrollamos a continuación los factores que influyen en la justificación de las operaciones vinculadas. Justificación de las operaciones vinculadas Tales operaciones suscitan verdaderos quebrantamientos de cabeza a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (en adelante “la AEAT”). En la mayoría de los casos se considera que dichas operaciones no están lo suficientemente justificadas. Esto suele culminar en actuaciones de comprobación con resultado favorable para la Administración, y en contra del propio obligado tributario.A modo pragmático, un servicio intra-gupo vendría a recabar la siguiente operación:Concepto tributario: Impuesto sobre Sociedades. Servicio intra-grupo (ejemplo): Sociedad matriz A presta servicios a la sociedad filial B. Vinculación: Sociedad matriz A tiene una participación en el capital social de la sociedad filial B de al menos un 25%.De dicha operación, ambas mercantiles deberán consignar  en su autoliquidación Modelo 200 Impuesto sobre Sociedades lo siguiente:Sociedad matriz A, recordemos que es la que ha prestado el servicio. Deberá computar como ingreso el importe que se haya concertado por la realización de dicho servicio.Sociedad vinculada B, deberá imputar como gasto el importe abonado. Por consiguiente proceder a su deducción en su auto-liquidación correspondiente. La justificación de las operaciones vinculadas pasa por que se hagan a precio de mercado Bien, como podemos observar hasta lo dicho, nos encontramos con una operación mercantil tradicional. Nada fuera de lo normal, salvo con la especialidad de que estamos ante servicios intra-grupo. Si se hace acorde lo dispuesto en la norma (a precio de mercado) no debería causar ningún tipo de contingencia  mayor.Sin embargo, esta operación a la Agencia Estatal de Administración Tributaria no le causa buenas sensaciones. Como es habitual, entiende que la realidad de dicha operación no está lo suficientemente justificada en términos de utilidad que el servicio tendría para el beneficiario del mismo. En consecuencia, bajo dicha pretensión incoa un procedimiento tributario. Sentencia del Tribunal Supremo acerca de la justificación de las operaciones vinculadas Pues bien, nuestro Tribunal Supremo,  en una de las tantas veces que inclina la balanza hacia el ciudadano-contribuyente,  en un supuesto muy similar al que ahora nos ocupa, en concreto, un supuesto de operaciones vinculadas comprobado en un procedimiento de Inspección, a través de su Sentencia de 13 de noviembre nº 1574/2019, asienta su criterio, apretándole las tuercas a nuestra Administración Tributaria.Y es que este Alto Tribunal viene a establecer que, si bien es cierto que  la Inspección consideró...

Si estás pensando vender participaciones de otras sociedades en las que tienes participación, estate al tanto.  Dentro de la tributación por la venta de participaciones existen supuestos por los que puedes beneficiarte. Existe una exención sobre el beneficio o ganancia que se produzca en la venta. Exención en la tributación por la venta de participaciones Los requisitos y articulado que recoge esta exención en la tributación por la venta de participaciones, se definen en la Ley del Impuesto sobre Sociedades, art. 21.  Cuando una empresa vende todas o parte de sus participaciones en otra sociedad residente en España y obtiene una ganancia, puede aplicar exención por doble imposición. Evita así la tributación en el Impuesto sobre Sociedades. Dicha exención es aplicable a los beneficios que coincidan con las reservas contables. También al posible exceso sobre dichas reservas o valor teórico. Este exceso puede ser el aumento de valor de los activos respecto del valor contable. También el fondo de comercio, Know How, etc. Recordemos que el valor de una empresa a efectos de valoración se define en la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio. Siempre salvo prueba en contrario. Requisitos para disfrutar de la exención Los requisitos para disfrutar de la exención por doble imposición serán:Haber adquirido dichas participaciones de la filial con al menos un año de antelación a la fecha de la venta.Que en la fecha de transmisión la participación en la filial o dependiente sea igual o superior al 5%. O bien que el valor de adquisición de dicha participación haya sido superior a los 20 millones de euros. Aunque en ese caso el porcentaje de participación no alcance el 5%.Para disfrutar del incentivo no es preciso vender un mínimo del 5% de las participaciones; lo importante es disponer de esa participación mínima, aunque el porcentaje transmitido sea inferior. Por ejemplo, la exención es aplicable en caso de que una empresa que tiene el 20% del capital de otra venda un 3% de sus participaciones [DGT V3072-15] . Participaciones de una empresa “no residente” Y si posee participaciones en una sociedad no residente, también puede aplicarse la exención en caso de transmisión de las participaciones. Adicionalmente, además de cumplir los anteriores requisitos, en ese caso debe cumplirse uno más: la entidad participada no residente debe haber estado sujeta en su país a un impuesto análogo al Impuesto Sobre Sociedades a un tipo nominal mínimo del 10% (con independencia de que en la práctica haya tributado a un tipo efectivo inferior por aplicación de alguna exención, bonificación, reducción o deducción)Este requisito adicional se entiende cumplido si la filial es residente en un país con el que España tenga suscrito un Convenido de Doble Imposición (CDI). Este convenio debe contener una cláusula de intercambio de...

En este Post abordaremos el contrato de cuentas en participación desde un doble punto de vista: Jurídico y Fiscal. Perspectiva jurídica del contrato de cuentas en participación Las cuentas en participación constituyen un tipo legal de sociedad interna mercantil. Se regula en los artículos 239 a 243 Código de Comercio. ¿Qué entendemos por “Contrato de cuentas en participación”? Es una forma de cooperación mercantil por la que una persona física o jurídica ("partícipe") aporta bienes, derechos o capital con el objetivo de participar en el negocio o empresa de otro ("gestor"). Ambos quedarían a resultas del éxito o fracaso del mismo. ¿Cuáles son sus características principales?La aportación del partícipe se ingresa en el patrimonio del gestor, por lo que no hay un patrimonio común, sino que las aportaciones que se realizan por los partícipes las recibe en propiedad el gestor. Tampoco nace una nueva entidad con personalidad jurídica nueva. El gestor está obligado a aplicar dicha aportación a la actividad empresarial pactada. A diferencia de un contrato de préstamo, en el contrato de cuentas en participación el gestor no se obliga a restituir la cantidad recibida, sino a rendir cuentas de su gestión y a liquidar al partícipe según los resultados prósperos o adversos en la proporción que se haya convenido. Según el artículo 243 C de c., la liquidación se hace en el momento en que sean “terminadas las operaciones”. No es preciso formalizar el contrato de una forma específica, pudiendo contraerse de palabra o por escrito, limitando sus características a lo acordado entre las partes, motivo por el que deben quedar muy bien definidas algunas cláusulas del contrato que pueden ser objeto de mal interpretación, como son: las condiciones de la aportación inicial y su posible devolución, el porcentaje de participación en los beneficios de ambas partes y, en su caso, en las pérdidas, los requerimientos de información del partícipe al gestor y los plazos de liquidación.Perspectiva fiscal del contrato de cuentas en participación Desde un punto de vista fiscal, nos centraremos en los siguientes impuestos y en su incidencia en este tipo de contratos: ITP y AJD Los contratos de cuentas en participación son operaciones no sujetas, según la última actualización de marzo de 2019 de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. (art.19.2). IRPF Si el partícipe es una persona física, la aportación que efectúe se considerará "Rendimiento del capital mobiliario". Estará dentro de la sub-categoría de "rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios". (art.25.2 de la Ley 35/2006, Ley sobre el IRFPF). Impuesto sobre Sociedades Si el partícipe del contrato de cuentas en participación es una persona jurídica, recoge la DGT en distintas consultas vinculantes, donde destacamos la nº V0069-11, que:A) Si hay Beneficios: Será considerado gasto deducible para el gestor e ingreso para el partícipe en el impuesto de sociedades en el ejercicio de su devengo. B) Si hay...

En este post vamos a tratar la fiscalidad o tributación de las entidades parcialmente exentas, sin fines lucrativos. Cómo tributan en el Impuesto sobre Sociedades. Estas entidades hay que distinguirlas de las entidades sin ánimo de lucro que gozan de la exención al 100%. Estas últimas se definen en la Ley 49/2002, art. 2. Las trataremos en el siguiente post.Las entidades sin fines lucrativos que no cumplen los requisitos para acogerse a la Ley 49/2002 también disfrutan de una exención parcial en el Impuesto sobre Sociedades. Este régimen también es aplicable a federaciones deportivas, colegios profesionales, sindicatos o asociaciones empresariales, así se define en la LIS art. 9.3. ¿Qué entidades pueden acogerse a este régimen de tributación de las entidades parcialmente exentas? En concreto estarán acogidas las siguientes entidades, y por lo tanto parcialmente exentas:Las entidades e instituciones sin ánimo de lucro no incluidas en el apartado anterior. Las uniones, federaciones y confederaciones de cooperativas. Los colegios profesionales, las asociaciones empresariales, las cámaras oficiales y los sindicatos de trabajadores. Los fondos de promoción de empleo constituidos al amparo del artículo veintidós de la Ley 27/1984, de 26 de julio, sobre reconversión y reindustrialización. Las Mutuas Colaboradoras de la Seguridad Social, reguladas en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio. Las entidades de derecho público Puertos del Estado y las respectivas de las Comunidades Autónomas, así como las Autoridades Portuarias.La aplicación de este régimen de tributación de las entidades parcialmente exentas es obligatoria. Por lo tanto, no debe solicitarse mediante declaración censal, modelo 036 [LIS, art. 109.3]. ¿Qué rentas estarán exentas? Aplicando este régimen de tributación de las entidades parcialmente exentas, quedarán exentas las siguientes rentas (LIS, art. 110):Las derivadas de actividades que constituyan su objeto o finalidad específica, siempre que dichas actividades no puedan considerarse actividades económicas. Las cuotas satisfechas por los asociados, siempre y cuando no den derecho a percibir servicios de la entidad que puedan ser calificados como actividad económica. Los donativos recibidos relacionados con la actividad sin ánimo de lucro. Las rentas derivadas de la transmisión de activos afectos a la actividad sin ánimo de lucro, siempre que el total obtenido se reinvierta en activos afectos a esa actividad. La reinversión debe efectuarse entre el año anterior a la fecha de la venta y los tres posteriores, y los activos adquiridos deberán mantenerse durante siete años, excepto si su vida útil es inferior. El incumplimiento de estos requisitos supondrá la tributación de la renta obtenida.Ahora bien, el resto de rentas no están exentas. Tributan al tipo general del 25%. No se aplica el tipo reducido del 10%, que es exclusivo para las entidades exentas al 100%.Por...

En este post vamos a hablar de la fiscalidad o tributación de las entidades sin fines lucrativos. También hablaremos de cómo tributan en el Impuesto sobre Sociedades. En primer lugar, hay que distinguir este tipo de entidades de las parcialmente exentas a las que, siendo entidades sin fines lucrativos, se les aplica otro régimen especial de tributación. Estas últimas las trataremos en otro post.Las entidades sin ánimo de lucro que vamos a exponer en este post son las definidas por el régimen especial de determinadas entidades sin fines lucrativos (Ley 49/2002, en su arts. 5 a 14).Ambos regímenes dividen la base imponible en dos magnitudes:Las rentas procedentes de actividades protegidas por el régimen (que quedan exentas de tributación). Las rentas procedentes de actividades de naturaleza empresarial, que sí tributan.¿Quién puede acogerse al régimen especial de tributación de las entidades sin fines lucrativos? Este régimen especial de tributación de las entidades sin fines lucrativos pueden aplicarse a las entidades del art 2 de la Ley 49/2002, es decir:a) Las fundaciones. b) Las asociaciones declaradas de utilidad pública. c) Las organizaciones no gubernamentales de desarrollo a que se refiere la Ley 23/1998, de 7 de julio, de Cooperación Internacional para el Desarrollo, siempre que tengan alguna de las formas jurídicas a que se refieren los párrafos anteriores. (PONER ENLACE A ESTA LEY) d) Las delegaciones de fundaciones extranjeras inscritas en el Registro de Fundaciones. e) Las federaciones deportivas españolas, las federaciones deportivas territoriales de ámbito autonómico integradas en aquéllas, el Comité Olímpico Español y el Comité Paralímpico Español. f) Las federaciones y asociaciones de las entidades sin fines lucrativos a que se refieren los párrafos anteriores.Los requisitos más importantes para acogerse a este régimen especial de tributación de las entidades sin fines lucrativos son:Deben perseguir alguno de los fines de interés general establecidos por ley. Estos pueden ser educativos, culturales, científicos, deportivos, sanitarios, protección de derechos humanos...

Cuando alguien piensa en valorar una empresa lo normal es asumir que, si se trata de mi empresa, es porque quiero venderla o, si se trata de otra, es porque quiero comprarla. Se da cualquiera de estas dos situaciones y pensamos que es entonces únicamente cuando es útil esta valoración de empresas. Un valor que normalmente no va a coincidir con el precio al que se cierre la transacción.Hay que recordar que, mientras que el valor es un concepto subjetivo que dependerá de “los ojos” de quien mire la empresa en base a los argumentos que considere, el precio es al final en lo que se cierre el acuerdo (por ejemplo, se puede vender un objeto por X euros y ser para mí de coleccionista y yo valorarlo en el doble). Pero, ¿es únicamente útil la valoración de empresas cuando se busca una compraventa? La respuesta es NO. Rotundamente. Hay muchas ocasiones en las que me interesa valorar mi empresa. Y no nos referimos solamente a las empresas grandes que están en Bolsa, sino a Pymes. Para una pyme le puede interesar valorar su empresa entre otras razones para:- Ampliaciones de capital. En estos casos conviene justificar el valor de las nuevas acciones a emitir con una valoración de la empresa.- Fusiones y/o escisiones. Una valoración de mi empresa puede ayudar a la conveniencia o no de tomar una decisión que puede marcar el futuro de la misma de forma crucial.- Para financiadores. Nuestra entidad financiera u organismo similar puede solicitarnos una valoración de la empresa para concedernos financiación.- Herencias. Un informe de valoración ayudará a la hora de repartir los bienes objeto de la herencia de manera igualitaria.- Motivos fiscales. Cuando ha habido alguna operación en la que participaciones de una empresa han cambiado de titulares y la Agencia Tributaria nos pide justificar los valores declarados con un informe de valoración se pueden acreditar los importes.- Liquidación. Habrá que valorar la empresa para saldar deudas correctamente y repartir lo que quede, en su caso.- Para SABER. Si cada cierto tiempo se acomete un informe de valoración, el órgano de administración de la misma sabrá en todo momento dónde se encuentra, si está creando valor o no y hacia dónde se dirige. Y el conocer tu empresa es fundamental para dirigirla correctamente. Dependiendo del motivo por el que se requiera el informe de valoración de empresas, se utilizará un método de valoración u otro. Hay multitud, siendo los más importantes los basados en balance y los basados en previsiones de generación de flujos, métodos financieros. Unos pueden ser tan válidos como otros mientras estén justificados correctamente y dar como resultado valores diferentes. Será importante definir bien las premisas de las que se parte. Además,...

La Agencia Tributaria contempla una serie de deducciones fiscales aplicables a actividades relacionadas con la innovación tecnológica (Deducciones fiscales I+D+I). Entre esas actividades se puede incluir bajo determinadas premisas la creación de videojuegos, una actividad claramente al alza.Con el auge de los smartphones el cliente potencial consumidor de estos productos prácticamente se aumentó a todo el mundo. Ya no hace falta tener una consola para jugar. Ahora se puede ser consumidor con una máquina que tienen la mayoría de las personas. Obviamente esto hace que la oferta de contenido vaya aumentando por la subida de la demanda potencial, y España no podía ser una excepción. Aunque aún no estamos al nivel de otras potencias como Estados Unidos, sí que en el pasado tuvimos momentos de gloria en este sentido. Títulos míticos como “La Abadía del Crimen”, o los ya mas modernos “PC Fútbol” o la saga “Commandos”, son de creación española. Por tanto, existe cierta tradición que invita a pensar que, si supimos hacerlo hace años, por qué no vamos a saber hacerlo ahora.Según la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV), el crecimiento del sector está en auge. Deducciones fiscales I+D+I o por innovación tecnológica Aunque no existen deducciones fiscales específicas para la actividad de desarrollo de videojuegos, existe en el Impuesto de Sociedades una deducción por innovación tecnológica. Bajo determinados supuestos y cumpliendo ciertas condiciones, podría suponer un ahorro fiscal muy importante para las empresas dedicadas a esta actividad. Para ello, el desarrollo de videojuegos tiene que ser considerado innovación tecnológica. ¿Qué se considera innovación tecnológica? En consulta vinculante la Dirección General de Tributos (diciembre de 2017) dice: “se considera innovación tecnológica:la actividad cuyo resultado sea un avance tecnológico en la obtención de nuevos productos o procesos de producción o mejoras sustanciales de los ya existentes.Se considerarán nuevos aquellos productos o procesos cuyas características o aplicaciones, desde el punto de vista tecnológico, difieran sustancialmente de las existentes con anterioridad.Esta actividad incluirá la materialización delos nuevos productos o procesos en un plano, esquema o diseño, la creación de un primer prototipo no comercializable, los proyectos de demostración inicial o proyectos piloto, incluidos los relacionados con la animación y los videojuegos…”Ahora bien, en esa misma consulta también se apunta lo siguiente:“la programación de videojuegos podrá considerarse como actividad de innovación tecnológica en la medida que:suponga la obtención de un producto nuevo o incorpore una mejora sustancial a uno ya existente.” Más adelante puntúa que no estarán incluidas "las actualizaciones menores y/o rutinarias de un videojuego existente".Por tanto, dentro de las Deducciones fiscales I+D+I, existe una susceptible de aplicar en la programación de videojuegos, concretamente de un 12% de los gastos. Conviene estudiar el caso y asesorarse previamente antes de hacerlo, para evitar problemas posteriores con la Agencia...