Contáctanos en el 968 242 258

Responsabilidad Administradores

Responsabilidad Administradores

Desde tiempos de la revolución industrial, la sociedad mercantil se ha revelado como un verdadero catalizador de la actividad económica, al permitir que una pluralidad de personas pusieran en común una parte de sus bienes con una finalidad económica sin arriesgar el resto de su patrimonio personal.

Al mismo tiempo, y como contrapartida a lo anterior, el hecho de canalizar una parte cada vez mayor de la actividad económica a través de este tipo de entidades conllevó la necesidad de definir el estatuto jurídico de las personas que asumían la dirección y representación de tales sociedades, delimitando aquellos supuestos y situaciones en que los administradores podían incurrir en responsabilidad.

RESPONSABILIDAD ADMINISTRADORES: ¿CUANDO SE PRODUCE?

A este respecto, lo primero que debemos aclarar es que la responsabilidad del administrador solo se produce cuando este actúa como tal, pero no cuando lo hace como mero socio o particular. Así, por ejemplo, un administrador de una sociedad podrá incurrir en responsabilidad cuando contrate en nombre de la sociedad a sabiendas de su insolvencia, pero no cuando venda sus participaciones en la misma ocultando dicha circunstancia.

Por otra parte, conviene señalar que la persona que verdaderamente lleve las riendas de la sociedad podrá ser responsable aun cuando formalmente no ocupe ningún cargo en la misma, encontrándonos entonces ante la figura del denominado “administrador de hecho”. Se trata, por ejemplo, de aquellas personas que ejercen una influencia decisiva sobre los administradores inscritos en el Registro Mercantil o cuyo nombramiento como administrador es nulo o se encuentra caducado.

RESPONSABILIDAD ADMINISTRADORES: REQUISITOS

En cuanto a los requisitos necesarios para la existencia de responsabilidad por parte de los administradores societarios, son los siguientes:

1. Existencia de un daño, que puede ser a los socios, a la propia sociedad o a un tercero que se relacione con la misma.

2. Una conducta anti-jurídica por parte del administrador, tanto por acción como por omisión. Por ejemplo, en el caso de la llamada “responsabilidad objetiva”, dicha conducta se concreta en la omisión del deber de disolver la sociedad existiendo causa para ello.

En lógica coherencia con lo anterior, las personas que pueden interponer la acción de responsabilidad frente a los administradores son los socios, la propia sociedad o aquel tercero que se hayan visto afectados por la conducta anti-jurídica desplegada por el administrador.

Finalmente, en cuanto al plazo para interponer dicha acción de responsabilidad, este es de cuatro años.

¿Quiere saber más sobre la Responsabilidad del Administrador?

Contacte con nosotros, sabemos cómo ayudarle.

call to the action gobierno corporatvio

¿Hablamos?

Contacte con nosotros, podemos solucionar sus problemas.