BLOG

delitos sector hortofruticola compliance penal

Compliance penal en el sector hortofrutícola.

¿Por qué es necesario un sistema de prevención de delitos en la empresa hortofrutícola?

Para que un sistema de prevención de riesgos penales esté debidamente implantado en la empresa agrícola, no sirve un protocolo genérico, sino que el sistema debe estar adaptado tanto a la empresa como a las peculiaridades del sector donde ejerce su actividad.

En la empresa hortofrutícola encontramos una serie de delitos característicos de este sector y con más riesgo de cometerse que deben tenerse especialmente en cuenta. 

Delitos medioambientales:

Los delitos contra el medio ambiente que una persona jurídica puede cometer vienen recogidos en los artículos 327 y 328.6 del Código Penal.

Es de actualidad el problema de contaminación del Mar Menor ya que por desgracia está afectando a muchas empresas del sector a las cuales se les está imputando la responsabilidad de la contaminación del mismo pese a los estrictos controles que ejercen en la manipulación de productos químicos en las cosechas.

Delitos contra los trabajadores extranjeros:

Otro de los delitos que también se puede dar con mucha frecuencia en las empresas hortofrutícloas son los relativos a los derechos de los ciudadanos extranjeros, recogido en el artículo 318 bis del Código Penal. 

Las empresas hortofrutícolas mueven muchísimo personal, una empresa mediana puede estar ofreciendo empleo a 200-300 trabajadores por campaña. La mayor parte de estos trabajadores, son trabajadores inmigrantes, mano de obra extranjera y por desgracia, el control de los mimos a veces es complicado. 

Problemas como la suplantación de identidad dentro del personal pueden ser habituales y pueden traer graves consecuencias tanto en una inspección de trabajo como en la propia fiscalía. 

Fraude a Hacienda Pública:

Finalmente otro delito que cabría destacar es el de fraude a Hacienda Pública en la modalidad de estafa en la subvención pública recogido en el artículo 308 del Código Penal. 

Desde la comunidad europea se ha favorecido el asocianismo agrario y la mayor parte de las empresas hortifrutícolas de la región se ha constituido en organizaciones de pequeños productores de frutas y hortalizas, OPFH.

Como tal organización pueden desarrollar programas operativos, a través de los cuales reciban fondos europeos. Una mala utilización de los fondos recibidos podrían ser constitutivos de delito. 

Estos son algunos de los delitos más característicos del sector hortofrutícola, los cuales pueden ser prevenidos gracias a la implantación de un sistema de prevención de delitos, también denominado Compliance Penal. 

Puede ver más soluciones específicas para el sector hortofrutícola en Carrillo Agrario. 

Inmaculada Moreno

Coord.ª Gobierno Corporativo en Carrillo Asesores

968 24 22 58
Murcia – Madrid – Yecla – Fuente Álamo – Lorca – Molina – Torres de Cotillas – Argelia – Valencia

Con este blog queremos ayudar al empresario y administrador a conocer mejor el marco legal y fiscal donde hace negocios. Las publicaciones y comentarios que aquí se reflejan son de carácter general por lo que no constituyen asesoramiento jurídico.

SIGUIENTE
ANTERIOR

Contenido Relacionado


No hay comentarios

Comenta esta noticia