top of page

EE. UU. apoya la liberación de las patentes de vacunas contra el coronavirus

Estos últimos días vemos en prensa que los gobiernos adscritos a la OMC, están valorando la liberación de las patentes de vacunas contra el coronavirus. Esto retiraría a los diferentes laboratorios que han patentado vacunas frente a al virus COVID-19, que ha modificado nuestras vidas en el último año, la protección obtenida en base a las patentes que han venido registrando estos últimos tiempos. EE. UU., que originalmente era contrario a adoptar tal acuerdo, parece haber cambiado su opinión.


¿Cómo funciona el actual sistema de registro de patentes?


Recordemos que el sistema de patentes, que se configuró a través del Convenio de Unión para la Protección de la Propiedad Industrial de Paris, de 20 de marzo de 1883, pergeñaba un sistema que, aunque fue afinándose a través de posteriores convenios, resultó ser el germen del sistema de registro que conocemos actualmente.


La base de ese sistema de registro de patentes es fomentar el desarrollo económico y social. Para ello se concede por un plazo (20 años) una suerte de monopolio al inventor, para que haga público su invento. Transcurrido ese plazo, cualquiera podrá fabricar y comercializar el objeto de la patente. Es decir que, a cambio de un plazo de explotación en exclusiva, el inventor hace publica su invención. Esta, acabará siendo accesible a cualquiera tras el periodo de monopolio.


Grave ataque al sistema de registro de patentes


Ciertamente de adoptarse esta decisión, podríamos encontrarnos ante un grave ataque al sistema de registro de patentes. Esto puede llevar a una sensible pérdida de confianza de los inventores en el actual sistema de registro. No en vano, la cuantiosa inversión de algunos laboratorios se perderá, con la consecuente desincentivación a que sigan invirtiendo en el desarrollo de productos que tanta falta nos hacen.


A este respecto, no podemos ignorar que nuestra Ley 24/2015 de Patentes, prevé en su Artículo 96, la concesión de licencias obligatorias para la fabricación de medicamentos destinados a países con problemas de salud pública.


Dicha previsión normativa, deriva del Reglamento (CE) n.o 816/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de mayo de 2006.


Ahora bien, observado tanto el artículo 96 Ley de patentes, como el citado Reglamento, vemos que estamos ante un supuesto excepcional, que se justifica en la imposibilidad de determinados países para adquirir medicamentos necesarios. Dicha imposición de licencia obligatoria no conlleva la extinción de la protección que confiere el derecho de patente, como parece que se está planteando.


Además será necesario establecer el abono de un canon al titular de la patente, y se vigilará en cualquier caso, que los productos fabricados y comercializados al amparo de dicha licencia obligatoria no sean exportados después, en caso de que se produzcan en cantidad suficiente para generar reservas a terceros países, es decir, que no se aproveche esta licencia obligatoria (justificada en un motivo de salud pública) para obtener beneficios, que se deniegan al titular de la patente por plazo y en lugar concreto.


Vía para la liberación de las patentes de vacunas contra el coronavirus


En cualquier caso, no parece que esta sea la vía que los estados están negociando con relación a las patentes de vacunas COVID-19. Si fuera este el caso, seriamos ya conocedores de alguna solicitud de licencia obligatoria. Por el contrario, todo apunta a una autentica eliminación de los derechos registrados para liberar así las vacunas. Estas podrían así, ser producidas en cualquier lugar del mundo.


Ciertamente, y aunque en esta época la intención sea loable, se echa en falta una manifestación relativa a la compensación para los inventores, así como una explicación de las formas en que se controlará el uso de los productos para el fin propuesto, y como se evitará que el negocio que se les niega a los inventores y titulares de patente sea explotado por terceros que aprovechen esta decisión de los gobiernos. Difícil papeleta que puede redundar en la caída del sistema de registro de patentes.


Desde el Departamento de Marcas y Patentes de Carrillo Asesores seguiremos de cerca esta posible liberación de las patentes de vacunas contra el coronavirus y sus posibles consecuencias para el actual sistema de registro de patentes. Te mantendremos informado en próximos posts.




43 visualizaciones0 comentarios

COMPARTIMOS CONOCIMIENTO

bottom of page